Los estudiantes egresados tienen el gusto de festejar su curso con la graduación, experiencia que le permitirá crear un nudillo de fortaleza para cada reto en la vida, porque todo lo que se empieza se termina, con ello, se acostumbra a ser estable y a proponerse proyectos que le darán excelentes resultados por tener la fortaleza de la paciencia, disciplina e insistencia en el esfuerzo y seguridad de su persona.


Primera generación de graduación ( 1995-1996).



Otros testimonios destacados